Testimonios NGI

Testimonio Sanidad




Dios sanó a esta mujer que tenía reumas y artritis que le ocasionaba fuertes dolores en su hombro y no podía mover sus dedos ni cerrar sus manos, ella mientras estaba en la Alabanza Dios la sanó y ahora no tiene ningún dolor.

RedesSociales