MultiMedia

Testimonio Sanidad




Dios sanó a esta mujer de un golpe muy fuerte que se dió en la cabeza, el golpe le ocacinó un dolor muy fuerte y una inflamación, su líder de casa de paz le llevó un paño ungido se lo puso en su cabeza y oró por ella y al instante Dios la sanó fue al médico le hicieron una radiografía y ella no tenía absolutamente nada.

RedesSociales