MultiMedia

Testimonio




Esta mujer tenía un mes con flujo de sangre sin parar, ella entro al ayuno congregacional, oraron por ella y en un acto de fe fue a revisarse y en ese momento el flujo paró, ella ya estaba programada para ser operada le tenían que extraer la matriz, Dios intervino y sobrenaturalmente fue sana.

RedesSociales